¿Qué es el trading en CFD?

La actividad de trading con CFDs está sólidamente establecida en los principales mercados financieros desde hace ya más de dos décadas, y este derivado financiero es uno de los productos más operados del planeta.

¿Qué es el trading en CFD?
IX icon

INFINOX

4º febrero 2021 - 06:04 p. m.

Table of contents

Ya sea usted un inversor experimentado o un aprendiz en el mundo del trading, se habrá encontrado con el término "trading de CFDs". Los CFDs son productos de inversión complejos que suelen contar con un alto nivel de apalancamiento y que ofrecen una gama única de oportunidades y riesgos para todo tipo de traders.

La actividad de trading con CFDs está sólidamente establecida en los principales mercados financieros desde hace ya más de dos décadas, y este derivado financiero es uno de los productos más operados del planeta.

¿Qué es un CFD y cómo funciona el trading de CFDs? A continuación echaremos un vistazo a los conceptos fundamentales del trading con CFD, desde lo más básico hasta las estrategias más relevantes.

¿Qué es un CFD?

Un contrato por diferencia (Contract for Difference, en inglés) no es un activo en sí, sino un derivado de una clase de activo. Se trata de un contrato entre un comprador y un vendedor que nos permite operar sobre los márgenes sin adquirir la propiedad directa del activo.

Al igual que los futuros, los swaps y las opciones, los CFDs le permiten especular sobre el valor de los activos sin las desventajas ni costos propios de tenerlos en propiedad. Como su nombre indica, un CFD es un contrato entre dos partes en el que cada una de ellas especula sobre los movimientos de precio de un activo y acuerda intercambiar la diferencia de su valor.

Es importante destacar que el valor y los movimientos del contrato no están vinculados al valor subyacente del activo en sí, sino al valor que le asignan traders y brokers. Un CFD es una amplia clase de activos. Los traders pueden comprar y vender CFDs sobre acciones, criptomonedas, divisas convencionales, metales, renta variable y otros muchos activos.

¿Cómo funcionan los CFDs?

Los CFDs pueden parecer complicados, pero en realidad es fácil y sencillo entender cómo funcionan y se obtienen beneficios de ellos. En pocas palabras, son una forma de especular en los mercados para beneficiarse del valor futuro de un activo determinado. Dependiendo del tipo de operación de CFD que ejecute, usted puede beneficiarse de un aumento o una disminución del valor de un activo.

Ello dependerá de si usted decide "ir a largo" o "ir a corto" en dicha operación. Más adelante veremos con detalle el significado de estos términos. Un CFD no implica la compra de acciones, materias primas o cualquier tipo de transacción; en su lugar, dos partes acuerdan tomar posiciones distintas sobre el precio futuro de un activo. El contrato entra en vigor cuando usted tome una posición.

Asimismo, el contrato especificará que el bróker pagará o cobrará la diferencia de precio ocurrida entre la apertura y el cierre del contrato. Digamos que usted ha contratado un CFD con la posición de que un activo, como por ejemplo unas acciones de Apple, subirá de precio en un plazo determinado. Si dicha subida tiene lugar, la otra parte le pagará la diferencia entre el precio inicial y el precio de la acción de Apple en el momento de cierre. En esencia, así es cómo funcionan los CFDs.

¿Qué es el trading en CFD?

Una vez que ya sabe lo que es un contrato por diferencia, vale la pena que nos preguntemos qué es el trading en CFD. Como hemos dicho, con el trading en CFD se especula sobre el valor futuro de un activo, derivándose beneficios y pérdidas por la diferencia de precio existente entre los momentos de apertura y cierre del contrato.

Pero esta no es la historia completa. Los CFDs son productos altamente apalancados, lo que quiere decir que lo que usted puede ganar o perder en realidad es normalmente mucho más que la diferencia de precio de un activo. Desglosemos los componentes relevantes del trading sobre CFD para comprender mejor todo el proceso.

Posicionamiento a largo y a corto

Como dijimos antes, los CFDs le ofrecen a usted la posibilidad de apostar a favor o en contra de un activo. Aunque esto puede recordarnos bastante a la venta al descubierto o a corto (stock shorting), que está prohibida en muchos mercados, aquí no es el caso porque los CFDs no implican la posesión de ningún activo.

La posición que usted decida tomar al hacer trading de CFDs caerá en general en dos categorías: larga o corta. Ir a largo describe la posición del trader que piensa que el valor del activo seleccionado se apreciará en un futuro cercano. Para ir a largo, usted daría una orden de compra sobre un CFD. Si en el momento en que concluya el contrato el precio hubiera subido, podría entonces vender para cerrar la posición y recoger su beneficio.

Al ir a corto en un CFD, el trader toma una posición con la expectativa de que el valor del activo disminuya. Esto generalmente aplica a periodos muy cortos de tiempo, como un día. Si usted piensa que el precio del activo va a caer a corto plazo, puede dar una orden de venta y vender cuando el precio caiga a un nivel inferior.

Por qué importa el apalancamiento

Los CFDs son uno de los productos financieros más fuertemente apalancados del mercado. Esto tiene tanto ventajas como inconvenientes que atraerán a ciertos tipos de traders, sobre todo aquellos que tengan apetito por mucho riesgo y altas recompensas. El margen de apalancamiento significa que los traders pueden abrir posiciones mucho mayores de lo que su inversión inicial en efectivo permitiría.

Por ejemplo, si un activo tiene un margen de apalancamiento del 10% y usted tiene £1.000 en la cuenta del bróker, podrá "comprar" hasta £10.000 de dicho activo. Aunque con esto puede abrir una posición mucho mayor de lo que le permitirían sus recursos, también le expone a pérdidas sustancialmente mayores.

La ponderación de este apalancamiento significa que incluso pequeños movimientos de precio se pueden traducir en pérdidas o ganancias mayores, ya que estos movimientos se multiplican de acuerdo con el margen.

Es importante que tenga en cuenta que, con apalancamiento, puede usted perder más dinero que su inversión inicial. El bróker podrá solicitarle añadir fondos adicionales a su cuenta. Esto suele ocurrir cuando una posición se mueve a su contra en grado suficiente como para que sus fondos iniciales no puedan cubrir la diferencia.

Los spreads son cruciales

El spread de un CFD es la diferencia entre los precios de compra y venta. Cuando usted abre una operación, usa el precio de compra cotizado en la plataforma de su bróker. Asimismo, cuando la cierra utiliza el precio de venta cotizado. El spread es el costo que usted debe tener en cuenta como trader de CFDs. Por esto es importante ceñirse a los mercados con alta liquidez, ya que tienen menores spreads y permiten maximizar los beneficios potenciales, así como reducir el tamaño de las posibles pérdidas.

Cuanta más liquidez, mejor

El bróker o proveedor del CFD es quien proporcionará la liquidez para sus transacciones. Como usted no está interviniendo directamente en el mercado, ni comprando directamente un activo, generalmente tendrá más liquidez usando CFDs que usando otros tipos de derivados financieros.

La liquidez del mercado afecta a la rapidez con la que puede comprar y vender o abrir y cerrar posiciones. Por eso es algo esencial al operar con contratos por diferencias, ya que los beneficios pueden generarse a partir de las variaciones más pequeñas de precio. Si existen bajos niveles de liquidez en el mercado, le será más difícil vender un activo o cerrar una posición.

Con los CFDs aún hay un riesgo adicional de liquidez, porque si no hay suficientes operaciones en torno a su activo subyacente, el CFD podría quedar ilíquido. Esto es peligroso, pues significa que su proveedor de CFDs puede cerrar su contrato a un precio desfavorable o solicitar pagos extras de margen para mantener abierto el CFD. Es por eso que los activos con niveles muy altos de liquidez, como los pares de Forex más populares, son más adecuados para el trading de CFDs.



Ejemplo de una operación con CFDs

Ilustremos lo que hemos tratado hasta ahora con un ejemplo de una operación con CFDs en acción. Supongamos que usted abre la plataforma de su bróker y ve que HSBC tiene un precio de compra de £27,60 y un precio de venta de £27,59. Podría pensar que la acción de HSBC va a subir de precio en el futuro y, por tanto, elegiría ir a largo, apostando a dicha subida de precio.

Podría aprovechar el apalancamiento para comprar 2.000 CFDs sobre acciones. Sin embargo, esto no significa que tenga que pagar el precio total de estas acciones, ya que está operando solo sobre el margen. Los CFDs están apalancados, lo que significa que usted necesita multiplicar su margen por la exposición. Por lo tanto, si HSBC tiene un factor de margen del 5%, sus costos de margen serían del 5% de la exposición total a la operación.

El costo de 2.000 acciones de HSBC a £27,60 por acción es de £55.200. El 5% de esta cifra asciende a £2.760, que es el monto que usted pagaría. Si el precio de las acciones aumenta en, por ejemplo, £2 durante el período de contrato, el beneficio sería de 2 X 2.000, lo que significa que usted habría obtenido £4.000. Por el contrario, si el precio de las acciones no aumenta como usted esperaba, sino que disminuye en £1 durante ese período de tiempo, perderá 1 X 2.000, es decir, £2.000.

Ventajas y desventajas de los CFDs

Ventajas

  • Con el trading en CFDs usted puede tomar posiciones contrarias a las de su cartera, por lo que ofrecen una buena cobertura contra la volatilidad.
  • Los CFDs también permiten ordenar operaciones sin pasar por la normativa o tiempos de espera asociados al trading de acciones tradicionales.
  • Un gran apalancamiento le permite abrir posiciones considerables y ordenar operaciones mucho mayores de lo que normalmente usted se podría permitir.
  • Además, los CFDs no implican la compra de activos reales, lo que significa que los traders del Reino Unido no tienen que pagar timbres sobre ellos.

Inconvenientes

  • El apalancamiento también implica que usted se está exponiendo a pérdidas potenciales importantes, que se espera que tenga que satisfacer si la posición se mueve en su contra.
  • Muchos brokers cobran costos significativos que afectarán a sus ganancias.
  • Los CFDs no son un activo. con lo que usted no adquiere la propiedad de ninguna inversión, sino que simplemente especula sobre las fluctuaciones de precio.
  • En algunos mercados existen riesgos altos de falta de liquidez, lo que puede provocar grandes pérdidas.

Cómo abrir una operación en CFD

Una de las razones por las que el trading de CFD es tan inmensamente popular es que colocar una operación es increíblemente sencillo. Normalmente, estos son los pasos que usted debería seguir:

  • Abra la plataforma de trading o la cuenta online que tenga con su bróker.
  • Elija un mercado para operar, como Forex o acciones.
  • Investigue aquellos activos y mercados que sean de su interés.
  • Decida si desea hacer clic en "comprar" o "vender".
  • Añada una orden stop-loss, que cerrará su posición de inmediato si el precio se mueve demasiado en contra suya.
  • Monitoree su operación y ciérrela en el momento "justo" haciendo clic en "cerrar operación" o "cerrar posición".

Legislación sobre CFDs

Una de las características definitorias de los CFDs es que tienden a estar muy poco regulados, especialmente si los comparamos con acciones, bonos y futuros. Tienen bajos requerimientos de capital y hay pocas normas sobre el volumen de efectivo necesario en la cuenta del bróker.

Dicho esto, existe una legislación recientemente introducida por el regulador del Reino Unido (la FCA o Financial Conduct Authority) que pretende atenuar el riesgo de estos productos. Por ejemplo, si los fondos que un trader tiene en su cuenta suponen menos de un 50% del margen exigido para una posición abierta en CFDs, los proveedores estarían ahora obligados a cerrar dicha cuenta. También se han impuesto límites al apalancamiento, que debe situarse entre el 30:1 y el 2:1.

Si vive usted en el Reino Unido, elija siempre un bróker que se encuentre bajo la regulación de la FCA. Debido a la naturaleza en gran medida no regulada de los CFDs a nivel global, actualmente están prohibidos en Estados Unidos. Esto significa que los traders estadounidenses no pueden operar a día de hoy con CFDs de ninguna manera.

Preguntas frecuentes sobre CFDs

¿Cuáles son las mejores plataformas de trading para CFDs?

Utilice siempre una plataforma de trading de CFD fiable y con buenas valoraciones. Algunas de las mejores plataformas de trading de CFD del mercado ahora mismo son:

¿Cuáles son los costos que conlleva el uso de la plataforma de trading?

La mayoría de los brókers de CFD cargan costos sobre las operaciones realizadas. Estos pueden variar bastante, así que elija siempre su plataforma con cuidado. Además, la mayoría de brokers cargan un costo nocturno en el caso de que usted mantenga una posición por más de un día. También pueden existir costos de administración y depósito considerables, así que lea siempre la letra pequeña.

¿Cómo sé en qué dirección se moverá un CFD?

Es simplemente imposible predecir el futuro. Antes de abrir una posición, haga siempre una investigación exhaustiva sobre los mercados y activos que le interesan. Los canales gratuitos como Bloomberg, Financial Times y Wall Street Journal pueden ayudarle a entender mejor la evolución de los mercados en un momento dado.

¿Cómo puedo reducir el riesgo al operar con CFDs?

Como hemos subrayado, el trading de CFDs conlleva una cantidad de riesgo considerable, por eso es importante hacer todo lo posible para reducirlo. Algunas de las formas más sencillas de hacerlo son:

  • Añada siempre una orden stop-loss a su cuenta para limitar las pérdidas potenciales.
  • Use siempre un bróker confianza y regulado por la FCA, como INFINOX.
  • Gestione el apalancamiento con responsabilidad y no lo utilice como fuente ilimitada de dinero fácil.
  • Elija mercados de alta liquidez. No se involucre con CFDs imposibles de monetizar.

El trading de CFD puede ser una experiencia emocionante que puede proporcionarle formación intensiva en los mercados financieros. Se trata de una forma trepidante de trading y con una curva de aprendizaje muy pronunciada. Si va en buen camino, los beneficios pueden ser significativos. Sin embargo, es fundamental tener en cuenta los riesgos del trading sobre CFD y participar en el mercado de forma responsable.


This material is for general information purposes only and is not intended as (and should not be considered to be) financial, investment or other advice on which reliance should be placed. INFINOX is not authorised to provide investment advice. No opinion given in the material constitutes a recommendation by INFINOX or the author that any particular investment, security, transaction or investment strategy is suitable for any specific person.


You might find this interesting

Education
Education

Find everything you need to know to start trading the financial markets

icon Leer más
Trading tools
Trading tools

Use advanced trading tools to identify trading opportunities

icon Leer más
IX Social
IX Social

See how proven traders are taking advantage of the markets

icon Leer más